La seudogota es un tipo de artritis que puede afectar cualquier articulación en el cuerpo. Esto ocurre cuando los cristales de calcio, llamados pirofosfatos de calcio, se acumulan en el líquido que rodea las articulaciones. La acumulación de estos cristales causa inflamación en el cartílago, el material que sirve de acolchado para el hueso y que permite que el movimiento de la articulación sea suave. Cuando este cartílago se debilita, existe una inflamación y dolor en las articulaciones afectadas, lo cual puede conllevar a una incapacidad crónica.

La seudogota ocurre más frecuentemente en las rodillas y puede ser muy debilitante. También puede afectar las articulaciones en sus muñecas, caderas, hombros, codos, tobillos, dedos de los pies, nudillos y en las manos. Usualmente, la seudogota afecta sólo una articulación a la vez, pero de manera poco común, puede afectar múltiples articulaciones al mismo tiempo.

La condición se llama seudogota (seudo significa falso) porque produce síntomas similares a la gota. Sin embargo, la seudogota es causada por la deposición de cristales de pirofosfato de calcio, y la gota es causada por la deposición de cristales de ácido úrico. La gota también tiene un curso de la enfermedad más severo y con frecuencia un pronóstico peor.

Es importante identificar correctamente esta enfermedad tan pronto como sea posible debido a que si se deja sin tratar, la seudogota pueden ocasionar incapacidad crónica. La seudogota es una enfermedad potencialmente seria que requiere la atención de su médico. Entre más pronto se trate la seudogota, más favorables son los resultados. Si usted sospecha que tiene esta condición, consulte a su médico inmediatamente.

Artritis de la rodilla
si1760_96472_1
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

La seudogota ocurre cuando los cristales de calcio, llamados pirofosfatos de calcio, se acumulan en las articulaciones. La acumulación de estos cristales causa inflamación y dolor. Esta inflamación y dolor pueden dañar el cartílago de la articulación.

Se desconoce qué es lo que causa que estos cristales de calcio se formen. Sin embargo, se ven más depósitos de cristales a medida que la edad avanza y los factores genéticos pueden tener un rol.