La vaginitis atrófica involucra enrojecimiento, comezón y sequedad de la vagina. Con el tiempo, puede encogerse y estrecharse la apertura de la cavidad vaginal y la vagina misma. Este problema sucede después de la menopausia en más del 75% de las mujeres y también puede producirse en algunas mujeres después del parto. Generalmente, la vaginitis atrófica se trata fácilmente, así que contacte a su médico si cree que puede tener este problema.

Vagina
Imagen de hojas de datos de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Los ovarios de una mujer producen estrógeno hasta la menopausia, la cual sucede aproximadamente a los 55 años de edad. Antes de la menopausia, el estrógeno en el torrente sanguíneo de una mujer ayuda a mantener saludable la piel de la vagina y estimula las secreciones vaginales. Después de la menopausia, cuando los ovarios dejan de producir estrógeno, las paredes de la vagina se adelgazan y se reducen las secreciones vaginales. Pueden sucederles cambios similares a algunas mujeres después del parto, pero en este caso, estos cambios son temporales y menos marcados.