La colposcopia es un procedimiento en el que se utiliza un dispositivo especial que contiene una lente de aumento y una luz, llamado colposcopio, para examinar visualmente el cuello del útero y la vagina.

En general, la colposcopia se realiza cuando una prueba de Papanicolaou arroja un resultado anormal y una prueba del virus del papiloma humano (HPV) es positiva para ciertos subtipos. Estos subtipos representan un aumento del riesgo de manifestar cáncer.

La colposcopia proporciona más información acerca de las células anormales que podrían generar cáncer. El procedimiento puede utilizarse para determinar el área donde una biopsia del tejido debe realizarse y también puede utilizarse para controlar el tratamiento de las anomalías del cuello del útero. Además, la colposcopia sirve para realizar una inspección visual del cuello del útero, de las paredes de la vagina o de la vulva.