Los defectos septales son un tipo de problemas cardiacos congénitos en los cuales existe un hoyo en la pared que separa las cámaras del corazón. La palabra "septal" se refiere a la pared entre cámaras, y el término congenital describe una afección que ha estado presente desde antes de nacer. La enfermedad cardíaca congénita se manifiesta en sólo 4 a 12 de cada 1000 nacimientos.

En un corazón normal, la sangre fluye del cuerpo al atrio derecho, sale del ventrículo derecho y entonces viaja a los pulmones para recoger oxígeno fresco. Después, la sangre regresa al atrio izquierdo, pasa dentro del ventrículo izquierdo y sale hacia el resto del cuerpo.

Cuando existe un hoyo en la pared entre los dos atrios o los dos ventrículos, la sangre puede fluir directamente entre ellos. En este caso, la sangre usualmente se mueve de izquierda a derecha. Esto ocasiona que la sangre que ya había sido refrescada con el oxígeno vuelva a fluir por el lado derecho del corazón y después pase nuevamente a los pulmones. Como resultado, tanto el corazón como los pulmones tienen que trabajar más de lo necesario porque la sangre tiene que pasar innecesariamente una o más veces a través de los pulmones.

Existen tres tipos principales de defectos septales:

  • Defecto septal auricular (DSA): un orificio en la pared entre las dos cámaras superiores (aurículas derecha e izquierda) del corazón
  • Defecto septal ventricular (DSV): un orificio en la pared entre las dos cámaras inferiores (ventrículo derecho e izquierdo) del corazón
  • Defecto septal auriculoventricular (DSAV): una combinación del DSA, DSV y las anomalías de las válvulas cardíacas de tres cúspides y mitrales

La siguiente información se aplica a estos tres defectos excepto en los que se observa lo contrario.

Defecto Septal Ventricular
Imagen informativa de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

La causa se desconoce en muchos casos. Sin embargo, en un número reducido de casos, la causa puede ser una de las siguientes:

  • Historial familiar de defectos cardiacos congénitos
  • Exposición a una infección viral, drogas, o al consumo del alcohol durante el embarazo