El virus del Nilo occidental normalmente se transmite por los mosquitos. Apareció en EE. UU. por primera vez en 1999. Se han descubierto casos con mayor frecuencia en África, Asia, Medio Oriente y Europa. La mayoría de las infecciones con este virus no causan enfermedad del todo. Sin embargo, alrededor de 1/5 de las personas infectadas por el virus tiene síntomas seudogripales, por ejemplo:

  • Fiebre
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Dolor de cabeza
  • Fatiga

Alrededor de 1/150 personas infectadas por el virus desarrolla síntomas neurológicos, por ejemplo:

  • Encefalitis: inflamación cerebral
  • Meningitis; inflamación de la membrana que recubre el cerebro y la médula espinal
  • Poliomielitis; parálisis combinada con fiebre y meningitis

Encefalitis
Cerebro inflamado
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

La infección del Nilo Occidental es causada por un virus. La mayoría de los casos ocurre con la picadura de un mosquito infectado, que adquiere la enfermedad al morder a un ave infectada. Entonces se pasa el virus cuando pica a una persona, caballo, perro o algún otro animal. Un aumento de la cantidad de pájaros muertos puede indicar mayor riesgo de transmisión del virus.

El virus del Nilo occidental también puede transmitirse a través de transfusiones de sangre o trasplantes de órganos. Es posible que los donantes infectados no presenten síntomas. Se pueden realizar pruebas para determinar si el virus está en la sangre.

En un caso, el virus del Nilo occidental se transmitió a través de la leche materna. Los expertos están estudiando esta vía posible. Las mujeres lactantes que se sientan enfermas o que sospechen que puedan tener el virus del Nilo occidental deben consultar con el médico.