La púrpura de Henoch-Schonlein (PHS) es una inflamación de los vasos sanguíneos en la piel y otros órganos del cuerpo. Las implicaciones de la piel con frecuencia dan como resultado sarpullido, que ocurre de manera típica en los glúteos y las piernas. El sarpullido con frecuencia se parece a un moretón o sangrado de la piel, una afección a la que se le da el nombre de "púrpura".

Las personas de todas las edades pueden desarrollar PHS, pero es más común en los niños.

Se desconoce la causa precisa de PHS. Se cree que es un trastorno del sistema inmunológico. Puede desencadenarse por infecciones bacterianas o virales, ciertos medicamentos, vacunas o quizás incluso picaduras de insectos. La PHS frecuentemente ocurre en la primavera, a menudo después de una infección respiratoria. No es contagiosa.