El delirio es un estado clínico caracterizado por un cambio agudo del estado mental de una persona. Por lo general, se presenta rápidamente, en horas o días. Se caracteriza por cambios oscilatorios extremos, incluyendo:

  • Cambios de percepción y de sensación
  • Dificultades con la capacidad de para:
    • Concentrarse
    • Mantener y cambiar de atención
    • Pensar y razonar con cordura
    • Funcionar normalmente
    • Comunicarse con claridad

Cientos de causas subyacentes pueden dar como resultado el delirio. Algunas de las causas más comunes incluyen: