La crondomalacia rotular es ablandamiento o endurecimiento del cartílago articular de la superficie bajo la rótula (patella). El cartílago articular es una sustancia suave que cubre el fémur (hueso del muslo), la tibia (hueso de la espinilla) y la rótula. Estas estructuras forman la articulación de la rodilla. El cartílago articular amortigua estos tres huesos y les permite moverse libre y fácilmente donde se conectan en la rodilla. Pero, cuando el cartílago articular se ablanda o endurece, como resultado hay dolor e inflamación.

Crondomalacia de la Rodilla
Imagen informativa de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

La crondomalacia rotular ocurre cuando:

  • La rótula no se mueve adecuadamente en el surco de la rodilla donde se une con el fémur.
  • Cuando existe un desequilibrio muscular del cuádriceps (músculos del muslo), que controla el movimiento de la rótula.

Esto puede ocurrir debido a:

  • Afecciones congénitas: la persona nace con una desalineación de la rótula.
  • Cuádriceps débiles: estos músculos asisten en el movimiento adecuado de la articulación de la rodilla. Los cuádriceps débiles pueden hacer que la rótula se salga de su alineación.
  • Desequilibrio muscular: generalmente ocurre cuando los músculos en la parte externa del muslo son más fuertes que los músculos de las áreas internas.
  • Traumatismo directo: una caída o un golpe en la rótula que daña el cartílago articular en la rótula o el fémur.
  • Traumatismo repetido: el resultado de actividades, incluso correr, saltar, esquiar u otras que ejercen presión repetida sobre la rótula.