La tetralogía de Fallot (TOF por sus siglas en inglés) es un problema cardíaco congénito (presente desde el nacimiento), provocado por cuatro defectos cardíacos que ocurren juntos.

La TOF es provocada por la combinación de cuatro defectos cardíacos que ocurren durante el desarrollo del feto:

  • Defecto septal ventricular (DSV): un orificio en la pared del corazón separa los ventrículos derecho e izquierdo (cavidades inferiores), permitiendo que la sangre evite los pulmones. La sangre, pobre en oxígeno, que regresa del corazón desde el cuerpo, se mezcla de manera anormal con sangre rica en oxígeno. El resultado es un bajo nivel de oxígeno en la sangre que deja el corazón y regresa a los tejidos corporales.
  • Estenosis valvular pulmonar: esto supone un estrechamiento en la válvula o alrededor de ésta que va desde el lateral derecho del corazón hacia los pulmones. Esto obstruye el flujo sanguíneo e incrementa la presión en el lado derecho del corazón, forzando más sangre del lado derecho al izquierdo a través de DSV.
  • Ubicación de la aorta desplazada hacia la derecha (transposición): este desplazamiento hace que la aorta (la arteria principal desde el corazón hacia el cuerpo) se abra hacia el ventrículo derecho y el izquierdo, en vez de únicamente hacia el izquierdo. Esta mala ubicación, permite que la sangre pobre en oxígeno y la que es rica en oxígeno, se mezclen antes de salir del cuerpo.
  • Hipertrofia ventricular derecha: el ventrículo derecho crece de tamaño debido a un engrosamiento de su pared muscular. Este engrosamiento ocurre debido a que el ventrículo derecho tiene que trabajar más fuerte para empujar la sangre a través de la arteria reducida a los pulmones. Como resultado, el corazón puede desarrollar ritmos irregulares y no trabajar bien.

Defecto Septal Ventricular
Defecto en el ventrículo septal
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.