La inestabilidad de hombro es una afección por la cual el extremo superior del húmero (el hueso de la parte superior del brazo) se desliza parcial o totalmente fuera de la cuenca del hombro.

Normalmente, la cabeza del húmero, se mueve hacia los confines de la cuenca del hombro. La inestabilidad ocurre cuando la cabeza se resbala hacia afuera de su posición normal. La cabeza humeral se puede mover en una o más direcciones. El trastorno se clasifica de acuerdo a cuánto se mueve este hueso y la dirección a la que se mueve:

  • Subluxación: la cabeza del húmero se desplaza parcialmente de la cuenca del hombro.
  • Dislocación: la cabeza del húmero se desplaza totalmente de la cuenca del hombro.
  • Anterior: la cabeza del húmero se desplaza hacia adelante. Ésta es la forma más común, que típicamente se presenta en hombres jóvenes. Los atletas con mucha flexibilidad en el hombro están más propensos al trastorno. Volverse a lesionar es más común en adolescentes y jóvenes adultos, ya que ellos sostienen mayor elasticidad en la cápsula del hombro y los ligamentos. esto puede llevar más tarde a la inestabilidad crónica.
  • Posterior: la cabeza del húmero se desplaza hacia la espalda. Suele ocurrir por un espasmo muscular grave, como en las electroconvulsiones o convulsiones. Sucede menos comúnmente como consecuencia de un trauma directo, el cual después puede llevar a una inestabilidad crónica.
  • Multidireccional: suele ocurrir en atletas con articulaciones muy flojas de nacimiento. Determinados deportes que requieren gran rango de movimiento del hombro, como la natación, pueden generar inestabilidad multidireccional. En algunos casos menos comunes, los pacientes contraen o relajan voluntariamente los músculos para crear un episodio de inestabilidad, lo que a veces se asocia con problemas psicológicos.

Inestabilidad de Hombro
factsheet image
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

La inestabilidad de hombro, con frecuencia resulta de una lesión inicial aguda que produce una dislocación que, aún cuando sane, lleva a una extensión de la cápsula del hombro y los ligamentos. Este tipo de lesión podría ocurrir por una caída, un golpe directo o una fuerza aplicada al brazo extendido. Más raro, la inestabilidad del hombro desarrolla lentamente sin un historial de lesión previa. En algunos casos, el hombro puede resbalarse de su lugar en veces predecibles, como al levantar una maleta o aún al rasurarse.