Una biopsia de piel es un procedimiento mediante el cual se extrae una pequeña porción de piel anormal para su análisis. Existen tres tipos principales de biopsia de la piel:

  • Biopsia por raspado: se extrae la parte externa del área afectada.
  • Biopsia en sacabocados: se extrae un pequeño cilindro de piel con un instrumento punzante.
  • Biopsia por escisión: se extrae el área de piel anormal en su totalidad.

Biopsia en sacabocados
Imagen informativa de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

La biopsia de piel se utiliza para analizar un área de piel anormal. De ser posible, se extrae la totalidad del área durante la biopsia. Puede realizarse una biopsia de piel para diagnosticar lo siguiente:

  • Infecciones bacterianas, virosis o micosis
  • Cáncer o tumores benignos en la piel
  • Trastornos inflamatorios de la piel, como la soriasis

La biopsia de piel también puede realizarse para los propósitos siguientes:

  • Asegurarse de que un tumor se extirpó por completo (mediante el análisis de la piel restante).
  • Controlar el efecto de un tratamiento.