Es un procedimiento quirúrgico que consiste en colocar una sonda dentro del estómago. Es menos invasivo que una operación abdominal abierta ( laparotomía).

Se usa una sonda de gastrostomía para:

  • Alimentar a una persona que tiene dificultades para succionar o tragar durante 14 días o más tiempo.
  • Drenar el líquido y el ácido que se hayan acumulado en el estómago debido a la obstrucción entre el estómago y el intestino delgado.