La laringoscopia es la examinación visual de la caja de voz (laringe) y las cuerdas vocales. También se realiza para extraer objetos extraños atrapados en la garganta o para realizar una biopsia de un crecimiento en las cuerdas vocales. Hay dos tipos principales:

Laringoscopia indirecta: se utilizan espejos para examinar la laringe y la hipofaringe (una parte del conducto hacia los pulmones y el estómago)

Laringoscopia directa: se utiliza un instrumento especial, normalmente, un tubo flexible

La Laringe
Imagen informativa de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

La laringoscopía se utiliza para examinar y diagnosticar los problemas del interior de la garganta. Con mayor frecuencia se realiza por las siguientes razones:

  • Para diagnosticar la causa de tos persistente, ronquera, dolor de garganta o mal aliento
  • Para visualizar una masa en la garganta
  • Para valorar las causas de la dificultad para tragar
  • Para extraer un objeto extraño
  • Para diagnosticar si hay sospecha de cáncer
  • Para evaluar las causas posibles de un dolor de oído persistente