La electromiografía (EMG) mide y registra la actividad eléctrica de un músculo. La prueba permite registrar la actividad eléctrica de un músculo en reposo o durante una contracción muscular.

El EMG generalmente se realiza con estudios de la conducción nerviosa. Estos estudios permiten analizar la actividad eléctrica de los nervios.

EMG del hombro
EMG del hombro 2
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Una EMG se realiza con más frecuencia para:

  • Ayudar a diagnosticar la fuente del dolor, el calambre o la debilidad en los músculos y nervios
  • Diferenciar entre la debilidad muscular real y las limitaciones que se deben al dolor
  • Determinar si los músculos están funcionando apropiadamente
  • Distinguir entre trastornos musculares y nerviosos