El acné se produce cuando los poros de la piel se tapan, se inflaman o a veces se infectan. Estos poros tapados pueden provocar barros, espinillas o granos. Generalmente, ocurre en adolescentes pero también puede presentarse en adultos.

El acné comienza en las glándulas sebáceas de la piel. Estas glándulas segregan una sustancia aceitosa llamada sebo. Normalmente, el sebo se desplaza a través de un pequeño folículo capilar desde la glándula hasta la superficie de la piel. A veces, el sebo queda atrapado y se mezcla con células muertas de la piel y bacterias. Esto genera poros tapados denominados comedones (singular: comedón).

Grano
2
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Los barros son comedones que alcanzan la superficie de la piel. Las espinillas son comedones que quedan debajo de la superficie de la piel. También se pueden desarrollar pequeños bultos rojos, granos y quistes.

Las principales causas de acné son:

  • Cambios en los niveles de hormonas masculinas, llamadas andrógenos
  • Incremento en la producción de sebo
  • Cambios en el interior del folículo capilar
  • Bacterias