El abuso del alcohol es un problema con la bebida que afecta de manera negativa su vida. Por ejemplo, podría experimentar uno o más de estos problemas debido al abuso de alcohol:

  • No puede cumplir con sus obligaciones en el hogar, en la escuela o en el trabajo.
  • Participación en situaciones peligrosas relacionadas con la bebida (p. ej., beber alcohol y conducir).
  • Problemas legales (p. ej., ser arrestado por beber alcohol y conducir).
  • Dificultades en las relaciones.

El alcoholismo o la dependencia del alcohol es un patrón problemático de la bebida donde puede tener los mismos problemas que en el abuso de alcohol. El alcoholismo también incluye beber continuamente incluso cuando hay claros problemas relacionados con el alcohol que afectan su estado físico y salud mental. Las relaciones con integrantes de la familia, amigos y colegas también se dificultan. Debido al patrón más intenso de la bebida, es posible que no pueda dejar de beber una vez que comienza, que tenga síntomas de abstinencia si deja de beber y desarrolle una tolerancia (lo que significa que necesita beber más para sentir el mismo efecto).

Se desconoce la causa del abuso de alcohol o alcoholismo. Los genes que hereda de su familia y el entorno en el que vive pueden tener una función en el desarrollo de un trastorno de alcohol.