Un aneurisma aórtico es un área abombada y frágil en la pared de la aorta. La protuberancia se desarrolla por una debilidad o un defecto en la pared aórtica y tiende a agrandarse con el paso del tiempo. La aorta es la arteria más grande del cuerpo. Lleva la sangre desde el corazón hasta el resto del organismo. La aorta viaja a través del tórax (aorta torácica) y del abdomen (aorta abdominal). Los aneurismas aórticos abdominales son más comunes que los aneurismas aórticos torácicos.

El peligro más grande es que un aneurisma se rompa. Esto ocasionaría un fuerte e incontrolable sangrado (hemorragia). Los aneurismas aórticos también pueden ocurrir con una disección aórtica. Una disección se define como un pequeño desgarre de la pared aórtica. La sangre del aneurisma se puede derramar a través de este desgarre y extenderse entre las capas de la pared aórtica, eventualmente llevando a la ruptura del vaso.

Los aneurismas se pueden desarrollar en cualquier lugar, pero más frecuentemente en la arteria aorta, la ilíaca y la femoral.

Aneurisma aórtico abdominal
Aneurisma aórtico abdominal
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

La arterosclerosis frecuentemente está asociada con el aneurisma. Sin embargo, no se cree que esta enfermedad por sí sola cause el crecimiento de un aneurisma. Se cree que otros factores como la presión arterial elevada o los trastornos de tejido conectivo, deben estar presentes para que se forme un aneurisma.