Cuando los niños mayores de 5 años se orinan involuntariamente durante el sueño, se dice que mojan la cama (enuresis). Por lo general, entre los 3 y los 5 años, los niños desarrollan la capacidad de dormir toda la noche sin mojar la cama. Si bien existen anomalías anatómicas o infecciones del sistema urinario que pueden explicar por qué se moja la cama durante la noche, la mayoría de los casos no tienen explicación.

Cuando un niño nunca tiene un período de sequedad durante la noche, se llama enuresis nocturna primaria (ENP). Si un niño tiene un período de sequedad durante la noche mayor a 6 meses y, luego, comienza a mojar la cama, esto se llama enuresis nocturna secundaria (ENS).

Sistema urinario de un niño
si55551330_96472_1_UTI Children fact sheet
© 2011 Nucleus Medical Media, Inc.

Cuando los niños están durmiendo, la vejiga puede indicar al cerebro que está llena. Pero el cerebro debe regresar la señal para que la vejiga no se vacíe. Entonces el niño debe despertarse e ir al baño.

Las causas que originan mojar la cama son variadas y pueden combinarse. Los factores que contribuyen a ello son:

  • Control de la vejiga que se desarrolla más lentamente de lo normal
  • Producción de orina por la noche mayor al promedio
  • Predisposición genética
  • Trastorno del sueño, algunas veces relacionado con las amígdalas o adenoideas

En raros casos, mojar la cama puede indicar un problema físico. Usualmente si un problema físico es el responsable, los parámetros urinarios del día también cambiarían. Las condiciones físicas que pueden causar que el niño moje la cama incluyen aquellas en las que se produce exceso de orina o la vejiga no se vacía adecuadamente:

  • Infecciones renales o de la vejiga
  • Enfermedad renal
  • Diabetes mellitus
  • Diabetes insipidus (un trastorno poco frecuente en el que el azúcar es normal pero los riñones excretan agua en exceso)
  • Anomalía congénita de la vejiga, riñón o neurológica

A menos que un niño tenga una de las siguientes condiciones listadas anteriormente, casi todos dejan de mojar la cama antes de llegar a la pubertad. No obstante, mojar la cama sigue siendo un problema para 1% de los adultos.