La bursitis es la inflamación de la bursa. Esta es una pieza delgada y resbalosa que protege a los tendones. Los tendones son los tejidos que conectan a los músculos con los huesos. La bursa disminuye la fricción entre el tendón y el hueso y permite que el tendón se deslice suavemente sobre el hueso.

Hay muchas bursas en el cuerpo protegiendo a los tendones. La bursitis ocurre con mayor frecuencia en las siguientes articulaciones:

  • Hombro
  • Codo
  • Rodilla
  • Cadera

Bursitis en el hombro
Imagen informativa de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

La bursitis aguda puede ser causada por:

  • Un golpe en el área que contiene la bursa
  • Sobreexigencia de una articulación (p. ej., al nadar distancias largas o arrojar muchas veces una pelota)

La bursitis crónica suele ser causada por la sobreexigencia a largo plazo. El movimiento repetido de una unidad músculo-tendón provoca fricción en la bursa. A medida que continúa la actividad, la bursa se inflama y puede llenarse de líquido. La bursa se engrosa y no funciona correctamente. La bursa y el tendón pueden irritarse.