El envenenamiento por monóxido de carbono puede ser mortal. Se produce al inhalar gas monóxido de carbono (CO). Este gas se produce cuando se quema gas, madera, carbón u otros combustibles. A menudo se acumula cuando los calentadores y los artefactos de cocina a gas fallan o no tienen la ventilación adecuada. El CO es un gas inodoro, insípido e incoloro que puede ser inhalado sin que la persona se dé cuenta.

Convirtiendo el Monóxido de Carbono en Hemoglobina
Imagen informativa de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Inhalar gas CO ocasiona envenenamiento por monóxido de carbono.

Las personas pueden estar expuestas al gas cuando algún artefacto a gas falla o no tiene la ventilación adecuada. Por ejemplo:

  • Si hay un orificio en la tubería, el monóxido de carbono puede ingresar en el hogar
  • También puede producirse una acumulación al usar una parrilla u hornillo dentro del hogar
  • Mantener el motor del automóvil encendido con las puertas del garaje cerradas puede causar acumulación

Una vez que es inhalado, el gas es absorbido rápidamente por los pulmones. La hemoglobina transporta el oxígeno de la sangre hacia todo el cuerpo. El CO se une a la hemoglobina y ocupa el lugar del oxígeno. Por lo tanto, se produce una falta del oxígeno que el tejido necesita para mantenerse vivo. El tejido cerebral corre un riesgo muy alto.