Los cólicos son episodios sostenidos de llanto en el bebé, sin ninguna razón aparente. Algunos episodios pueden durar varias horas ininterrumpidas. Generalmente, los cólicos aparecen en las primeras dos semanas de vida y desaparecen cuando el bebé tiene cerca de cinco meses.

Las causas de los cólicos no son conocidas. Los expertos sugieren que los siguiente puede contribuir a la existencia de los cólicos:

  • Dolor abdominal debido al exceso del aire en los intestinos
  • Exceso de energía, toda vez que los bebés no tienen ningún otro medio de encauzarla por sí mismos
  • En los bebés lactantes, alergia o sensibilidad a algunos alimentos que la madre consume, tales como:
    • Ajo
    • Cafeína
    • Vegetales del grupo de las crucíferas (tales como la col, el brócoli, etc.)
    • Frijoles
    • Productos lácteos
  • Dolor gastrointestinal debido a :
    • Alimentar brevemente con uno de los pechos para luego hacer el cambio al otro. Esto hace que el bebé consuma sólo la leche inicial, rica en azúcares, y no la leche final, que es más rica en grasas.
    • Alergia a formulas que contengan proteínas lácteas
    • Sobrealimentación