El síndrome de alcoholismo fetal (FAS, por sus siglas en inglés) pertenece a un grupo de trastornos denominados trastornos del espectro de alcoholismo fetal. Se origina cuando una mujer consume alcohol durante el embarazo. El alcohol puede provocar anomalías de nacimiento y en el desarrollo del bebé. Estas anomalías conforman el FAS.

El alcohol puede transmitirse de la sangre de la madre a la sangre del bebé. Pasa a través de la placenta. Incluso una pequeña cantidad de alcohol puede dañar al feto. Los médicos no saben cuánto alcohol ingerido es suficiente para causar defectos. El riesgo aumenta con el consumo moderado a intenso de alcohol y los excesos. Pero incluso el hábito social de beber alcohol podría ser peligroso.

Cualquier tipo de alcohol puede causar anomalías de nacimiento.

Sangre que se transmite de la placenta de la madre al bebé.
placenta del feto
El alcohol se transmite por esta vía y afecta el desarrollo del bebé, en especial el corazón y el cerebro.
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.