Los fibromas son crecimientos benignos (no cancerosos) en la pared del útero. El útero es el órgano reproductor donde se desarrolla el feto. Con frecuencia, los fibromas crecen dentro de la cavidad uterina. En casos poco frecuentes, pueden sobresalir del útero hacia los órganos cercanos. Los fibromas pueden ser muy pequeños o pueden crecer hasta medir ocho o más pulgadas de diámetro. Generalmente, se presentan más de un fibroma. Alrededor del 20% al 30% de las mujeres en edad fértil padecen de fibromas, al igual que casi la mitad de todas las mujeres. Muchas de ellas lo desconocen. La mayoría no presenta síntomas hasta después de los 30 o 40 años.

Fibroma uterino
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Se desconoce la causa del fibroma. Los genes y cambios en las sustancias que regulan el desarrollo de los vasos sanguíneos pueden hacer que algunas mujeres sean propensas a desarrollar fibromas. Las hormonas reproductoras femeninas estimulan el crecimiento de fibromas. Los fibromas aumentan su tamaño durante el embarazo y lo disminuyen después del parto. Los fibromas no representan un problema después de la menopausia. Sin embargo, los síntomas pueden reaparecer con la terapia de reemplazo hormonal.