Una fractura de pie es una fractura de cualquiera de los huesos del pie.

El pie está formado por 26 huesos pequeños. El tarso es el nombre de los siete huesos que conforman la parte trasera y media del pie. La parte frontal consiste de cinco metatarsianos y las 14 falanges. Hay dos falanges en el dedo gordo del pie y tres en cada uno de los demás dedos.

Se puede producir una fractura de pie en cualquier hueso del pie, pero las fracturas metatarsianas son las más frecuentes.

Fractura de la falange del pie
Imagen informativa de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Una fractura de pie es causada por un traumatismo en el hueso. El traumatismo incluye:

  • Caídas
  • Golpes u objetos que caen sobre el pie
  • Choques
  • Torceduras graves

Además, cuando el hueso está expuesto a una sobrecarga constante durante un largo período, pueden formarse pequeñas grietas. Se denominan fracturas por sobrecarga, y algunos huesos (metatarsianos y el tarso) del pie presentan un riesgo más alto de sufrir este tipo de fracturas.