La congelación es la presencia de agua congelada en los tejidos corporales. Al igual que las quemaduras, las lesiones por congelación pueden clasificarse según la gravedad. La congelación de primer grado es la más leve, y la congelación de cuarto grado es la más grave. Puede ocasionar la pérdida de la parte del cuerpo afectada.

Las partes más comunes del cuerpo que puede congelarse incluyen:

  • Dedos de las manos
  • Dedos de los pies
  • Orejas
  • Nariz
  • Manos
  • Los pies
  • Labios
  • Espinillas
  • Mejillas
  • Córneas

Piel Congelada
Imagen informativa de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

La congelación ocurre cuando la piel está expuesta a temperaturas muy bajas. Esto puede causar que el tejido del cuerpo se congele. Se forman cristales de hielo dentro de la parte del cuerpo congelada, y la sangre no puede fluir adecuadamente a través del tejido congelado. Esto ocasiona que el tejido congelado quede privado de sangre y oxígeno. La combinación de congelación y falta de oxígeno causa daño o la muerte del tejido. Si se administra calor, también se podría provocar la muerte del tejido.