La gangrena es la muerte de un órgano o tejido del cuerpo. Cuando el riego sanguíneo se interrumpe, el tejido no recibe suficiente oxígeno y comienza a morir. Si la gangrena está generalizada, puede manifestarse un choque.

Hay tres tipos principales:

  • Gangrena seca: la falta de riego sanguíneo provoca que el tejido se seque y muera
  • Gangrena húmeda: por lo general, se manifiesta cuando el tejido está infectado con bacterias, el tejido se vuelve húmedo y se rompe
  • Gangrena gaseosa: un tipo particular de bacterias (clostridios) produce burbujas de aire en el tejido

Las causas de la gangrena son:

  • Infección, especialmente después de una lesión o cirugía
  • Diabetes
  • Cualquier afección que obstruya el flujo de sangre hacia los tejidos (p. ej., aterosclerosis)