El agotamiento es una enfermedad que ocurre cuando alguien es demasiado activo en altas temperaturas. La apoplejía por calor es una enfermedad más grave que ocurre bajo las mismas circunstancias, pero puede ser mortal.

Tanto el agotamiento como el paro por calor suceden bajo las siguientes condiciones:

  • Un ambiente demasiado cálido
  • Gran actividad
  • Consumo mínimo de fluidos y de sal