El colesterol es un tipo de lípido que se encuentra en la sangre. El colesterol alto hace referencia a un nivel anormalmente elevado de colesterol en la sangre.

Hay distintos tipos de colesterol en la sangre, incluidos los siguientes:

  • Lipoproteínas de baja densidad (LDL): causan una acumulación de colesterol y de otros lípidos en los vasos sanguíneos. Se conocen como “colesterol malo” debido a que, en niveles altos, pueden causar enfermedades en las arterias y en el corazón.
  • Lipoproteínas de alta densidad (HDL): pueden eliminar el colesterol y otros lípidos de la sangre. Se conocen como “colesterol bueno” debido a que pueden ofrecer protección contra las enfermedades cardíacas.