Una dislocación de cadera ocurre cuando el globo del hueso del muslo (fémur) se mueve fuera de su lugar dentro de la cuenca del hueso pélvico (acetábulo). Esta estructura formada por el globo y la cuenca constituyen la articulación de la cadera.

La articulación de la cadera
Imagen informativa de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Las dislocaciones de cadera son lesiones relativamente poco frecuentes y graves. A menudo se asocian con fracturas pélvicas. Una articulación normal de la cadera es estable y fuerte. Una dislocación de cadera sólo puede ocurrir cuando se aplica una intensa fuerza a la articulación de la cadera, como:

  • Caídas graves, especialmente desde un lugar alto
  • Accidentes en vehículos motorizados
  • Lesiones deportivas