La hiperhidrosis es la sudoración excesiva. Puede ser un problema grave y embarazoso que puede afectar las relaciones sociales, profesionales e íntimas.

La sudoración puede producirse en un área específica. Es más frecuente en las palmas de las manos, las plantas de los pies o en las axilas. En algunos casos, la sudoración también puede afectar todo el cuerpo. La hiperhidrosis se divide en dos categorías:

  • Hiperhidrosis primaria: sin causa conocida
  • Hiperhidrosis secundaria: causada por una afección subyacente

Glándula sudorípara
Imagen informativa de Nuclus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

La hiperhidrosis primaria puede ser desencadenada por:

  • Estados muy emotivos (por ejemplo, tristeza, miedo, enojo o estrés intensos)
  • Comidas picantes
  • Climas cálidos
  • Algunos medicamentos:
    • Medicinas para reducir la fiebre
    • Insulina
    • Meperidina
    • Eméticos (medicamentos que inducen el vómito)
    • Alcohol
    • Pilocarpina

La hiperhidrosis secundaria puede ser causada por:

  • Menopausia
  • Fiebre
  • Infección
  • Cáncer, como el de linfoma
  • Enfermedad de la tiroides
  • Acromegalia o tumor en la pituitaria anterior
  • Desórdenes del hipotálamo
  • Tumor adrenal
  • Enfermedad de Parkinson
  • Trastornos del sistema nervioso
  • Diabetes
  • Tuberculosis
  • Abstenerse de drogas
  • Algunos medicamentos:
    • Medicinas para reducir la fiebre
    • Insulina
    • Meperidina
    • Eméticos (medicamentos que inducen el vómito)
    • Alcohol
    • Pilocarpina