La hipocondría es un desorden psicológico. Suele ser crónica y generalmente provoca mucha ansiedad respecto de la salud en quienes la padecen. Un hipocondríaco tiene miedo de que un síntoma físico menor, real o imaginario, sea signo de una enfermedad grave. A pesar de que varios médicos pueden asegurarle al hipocondríaco lo contrario, la persona está convencida de que padece una afección seria. El asesoramiento psiquiátrico y los medicamentos pueden aliviar en parte, si no completamente, la ansiedad y el sufrimiento. Pero si no se la trata, la hipocondría puede ser debilitante y afectar la vida diaria.

Suele ser difícil identificar una causa específica. Por lo general, una enfermedad grave anterior o de la niñez, o la enfermedad de un ser querido, puede llevar a la hipocondría.