La enfermedad de Lyme es una infección bacteriana que es el resultado de la picadura de una garrapata de ciervo.

La infección por enfermedad de Lyme es causada por la bacteria Borrelia burgdorferi, transportada por las garrapatas de ciervo. Una garrapata infectada transmite la bacteria a humanos al picar la piel. Si no se trata, la bacteria es capaz de viajar a través del torrente sanguíneo, asentarse en los diversos tejidos corporales, y causar numerosos síntomas agudos y persistentes, que van de leves a graves.