Un desgarro meniscal es un desgarro de los meniscos, una estructura que absorbe los impactos en la rodilla. Existen dos meniscos en cada rodilla, uno en el interior (medial) y otro en el exterior (lateral).

Desgarramiento de Meniscos
Imagen informativa de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

La mayoría de las lesiones a los meniscos son causadas por un trauma, usualmente por la compresión o por el giro de la rodilla. Los movimientos que pueden causar daño a la rodilla incluyen: rebotar, detenerse y desacelerar. Con la edad, los tejidos de los meniscos internos tienden a romperse, un daño menor (tal como el que se da al ponerse en cuclillas) puede lesionar los meniscos de una persona de edad avanzada.