Una distensión muscular es una lesión (un desgarro parcial) que daña la estructura interna del músculo. El desgarro puede presentarse de dos formas: tan pequeño que sólo se pueda observar a través de un microscopio o puede ser tan grave que provoque un sangrado interno y genere una distensión de algunas fibras musculares. Si las partes dañadas del músculo en realidad se separan una de otra, se llama ruptura muscular.

Músculos dorsales
Imagen informativa de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Una distensión muscular se produce por la tensión o el esfuerzo que se ejerce sobre el músculo y que éste no puede soportar. Puede ocurrir de muchas formas:

  • Es posible que el músculo no esté preparado para un esfuerzo repentino.
  • La tensión podría ser demasiado intensa para que el músculo la soporte (p. ej., levantar un peso que sea demasiado pesado para usted).
  • El músculo se usa demasiado en un mismo día.

Algunas partes del cuerpo tienen músculos más propensos a distenderse que otros, por ejemplo:

Los músculos que atraviesan dos articulaciones corren riesgo de distenderse.