La distrofia muscular es un conjunto de desórdenes musculares progresivos y hereditarios. Todos los tipos de distrofia muscular provocan debilidad y degeneración progresivas de los músculos que controlan el movimiento. Algunos también afectan el corazón u otros órganos. La afección puede aparecer desde la niñez hasta la adultez. Los distintos tipos son los siguientes:

  • Distrofia de Duchenne (la más frecuente)
  • Distrofia de Becker (más leve que la de Duchenne)
  • Distrofia muscular miotónica (puede aparecer a una edad avanzada)

Esta afección es provocada por defectos en los genes que controlan el desarrollo y la función musculares. En algunos casos, los genes se transmiten de padres a hijos. En otros casos, la mutación genética sucede espontáneamente.