La hiedra venenosa, el roble venenoso y el zumaque venenoso son plantas que provocan un sarpullido en las personas alérgicas a ellos. El sarpullido es producto de una sustancia química de la savia. Entre el 50% y el 70% de las personas están sensibilizadas a esta sustancia química y, por lo tanto, son alérgicas. Con el tiempo y si se exponen reiteradamente, prácticamente todas las personas se sensibilizan.

Sarpullido por hiedra venenosa
Imagen informativa de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Las reacciones alérgicas a la hiedra venenosa, el roble venenoso y el zumaque venenoso se producen cuando las personas sensibilizadas están en contacto con aceite urushiol. Este aceite se encuentra en las raíces, los tallos, las hojas y el fruto de la planta. Si la planta sufre daños o magulladuras, se libera el aceite.

Si no se lava, el aceite de estas plantas puede durar durante años en la ropa, las herramientas, los juguetes y otros elementos, especialmente en condiciones secas.