La rosácea es un trastorno de la piel que provoca el enrojecimiento crónico del rostro. También puede producir hinchazón, pequeños granos y la apariencia de vasos sanguíneos rotos. Usualmente, la rosácea afecta las mejillas, la frente, la barbilla y la nariz, aunque los oídos, el pecho y la espalda también pueden resultar afectados. Más de la mitad de las personas con rosácea también presentan problemas leves en la vista, como enrojecimiento, ardor y lagrimeo. Esta afección se denomina rosácea ocular.

Sarpullido Rosácea
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Se desconoce la causa de la rosácea, pero existen varias teorías. Los factores que pueden causar el enrojecimiento o rubor también pueden desencadenar brotes en personas con rosácea.

Estos factores incluyen:

  • Alimentos muy condimentados o picantes
  • Cafeína
  • Alcohol
  • Exposición al sol
  • Temperaturas extremas (muy cálidas o muy frías)
  • Hacer ejercicio
  • Estrés emocional o vergüenza social
  • Frotar, tallar o dar masaje en la cara
  • Uso de cosméticos irritantes y otros artículos de tocador