Una fractura de espinilla es la ruptura de la tibia (el hueso de la espinilla). La parte inferior de la pierna tiene dos huesos que conectan la pierna con el tobillo: la tibia y el peroné. La tibia es el hueso más grande de los dos y se encuentra en la parte interna de la parte baja de la pierna. El peroné es mucho más pequeño y se encuentra en la parte exterior.

Pierna fracturada
Imagen informativa de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Una fractura del hueso de la espinilla es causada por un trauma en el mismo. El traumatismo incluye:

  • Caídas
  • Torceduras
  • Golpes
  • Choques
  • Heridas por arma de fuego