El sarcoma de tejido blando es una enfermedad en la cual las células cancerosas se encuentran en el tejido blando del cuerpo. El tejido blando incluye músculos, tendones, tejido conectivo, grasa, vasos sanguíneos, nervios y tejidos sinoviales (de las articulaciones).

Hay muchos tipos de sarcoma de tejido blanco, por ejemplo: sarcoma alveolar de partes blandas, angiosarcoma, dermatofibrosarcoma protuberante, tumor desmoide, fibrosarcoma, leiomiosarcoma, liposarcoma, histiocitoma fibroso maligno, linfoma (linfosarcoma), tumor maligno de vaina nerviosa periférica, rabdomiosarcoma y sarcoma sinovial. El tratamiento variará según el tipo de cáncer y la ubicación y el tamaño del tumor.

El cáncer ocurre cuando las células (en este caso, células del tejido blando) se dividen sin ningún control u orden. Generalmente, las células se dividen de forma regulada. Si las células continúan dividiéndose sin control cuando no se necesitan células nuevas, se forma una masa de tejido llamada neoplasia o tumor. El término cáncer se refiere a tumores malignos, que pueden invadir los tejidos cercanos y propagarse a otras partes del cuerpo. Por lo general, un tumor benigno no es invasivo ni se propaga.

Crecimiento del cáncer
División de las células carcinógenas
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

El sarcoma del tejido blando es relativamente escaso. Aunque a veces puede aparecer en niños, los sarcomas de tejido blando son más comunes en los adultos.

La causa exacta del sarcoma de tejido blando es desconocida.