Una fractura por sobrecarga es una grieta pequeña en el hueso. La mayoría de las fracturas por sobrecarga ocurren en la parte inferior de la pierna y de los pies. Además, pueden manifestarse en la cadera y otras áreas. La mayoría de las fracturas por sobrecarga cicatrizan de manera espontánea. Sin embargo, algunas pueden provocar fracturas completas o requerir cirugía.

Fracturas por sobrecarga de la tibia y el peroné
Imagen informativa de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Un golpe en el hueso no provoca una fractura por sobrecarga. Más bien, generalmente la provoca la sobrecarga repetida o el uso excesivo. Algunas las causas son:

  • El aumento demasiado rápido de la cantidad o intensidad de una actividad física (es la más común)
  • Cambiar de una actividad o superficie deportiva a otra
  • El uso de calzado viejo o inapropiado

Las fracturas por sobrecarga pueden empeorar con la sobrecarga física permanente. Además, el tabaquismo puede empeorar las fracturas por sobrecarga porque interfiere con la cicatrización ósea.