La tortícolis es una enfermedad crónica en la cual los músculos del cuello se contraen involuntariamente. Esto ocasiona que la cabeza se incline hacia un lado y la barbilla apunte al lado opuesto. En algunas ocasiones, uno de los hombros puede levantarse. La contracción de los músculos puede ser constante (fija) o puede ir y venir (intermitente). La postura anormal ocasionada por la inclinación de la cabeza puede generar dolor en el cuello.

La tortícolis puede presentarse desde el nacimiento (congénita) o desarrollarse posteriormente (adquirida)

Las causas no se comprenden completamente. Los investigadores estudian mecanismos genéticos, medioambientales y de otros tipos que pueden influir.

Las causas pueden incluir:

  • Defecto genético
  • La posición del infante durante el embarazo o al momento del parto
  • Lesión de la cabeza o del cuello
  • Daño o malfuncionamiento del sistema nervioso, específicamente de los ganglios basales, los cuales forman una profunda estructura cerebral
  • Problemas del oídos interno u ojos
  • Deformidad en los huesos o en los músculos del cuello
  • Tumores en la cabeza o el cuello
  • Artritis en el cuello
  • Reflujo gastroesofágico en bebés (pasaje de ácido del estómago a la garganta)
  • Uso de determinados medicamentos, como:
    • Fenotiazinas
    • Butirofenonas