La tularemia es una infección bacterial poco común que puede causar la muerte. Los gobiernos han estudiado su uso como arma biológica. Como un arma, sería liberada en el aire. La enfermedad ocurre de manera natural después de haber estado expuesto a animales o insectos infectados o a alimentos o agua contaminada. Existen variantes de esta enfermedad, dependiendo de dónde ocurra la exposición y los síntomas:

  • Ulceroglandular, piel
  • Glandular, nódulos linfáticos
  • Oculoglandular, ojos
  • Orofaríngeo, boca y garganta
  • Intestinal, intestinos
  • Neumónico, pulmón
  • Tifoidea, enfermedad de todo el sistema

La francisella tularensis causa la tularemia. Existen dos variedades de la bacteria. Una provoca la infección más fácilmente que la otra. Normalmente, la bacteria se encuentra en animales pequeños, como en ratones y conejos. Los gérmenes pueden sobrevivir durante semanas en un ambiente fresco y húmedo. De manera natural, las personas pueden adquirir esta enfermedad si fueron mordidas por un animal infectado como garrapata o mosca. Puede ocurrir mediante el contacto con tejidos de un animal infectado o con agua, comida o tierra contaminadas. La bacteria incluso puede entrar al organismo a través de los pulmones, ojos, membranas mucosas o piel. Las personas no pueden transmitirse esta enfermedad entre sí.