En un ojo con visión normal, la capacidad de enfoque de la córnea y cristalino se empareja con el largo del ojo. Sus ojos por lo tanto son capaces de enfocar una imagen con precisión en la retina.

En la miopía, o vista corta, la visión es mejor de cerca que a la distancia.

En la hipermetropía, con frecuencia la visión es mejor a la distancia que de cerca (aunque puede ser borrosa tanto a la distancia como de cerca).

Miopía
Imagen informativa de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Ambas condiciones son causadas por deformaciones estructurales dentro del ojo.

Miopía

En la miopía, sus ojos enfocan la imagen adelante de la retina. Esto ocurre por lo general con un globo ocular que es más largo o una córnea que está más inclinada de lo normal.

Hipermetropía

En la hipermetropía, su ojo enfoca la imagen detrás de la retina. Esto por lo general ocurre si su globo ocular es demasiado corto o la córnea tiene muy poca curvatura. Con el envejecimiento, el cristalino del ojo se vuelve menos flexible y no puede enfocar tan bien los objetos cercanos. Esta condición, llamada presbiopía, explica el desarrollo de la dificultad para ver objetos cercanos en la mayoría de personas después de los 40 años de edad.